¿Eres una empresa de limpieza o profesional y quieres encontrar nuevos clientes?
¡Empieza a conseguir clientes!

Cómo limpiar tus cortinas

0 Opiniones

Consejos beneficiosos para la limpieza de tus cortinas

Si hay un elemento decorativo, a la par que funcional, esas son las cortinas. Cuentan con una presencia más que mayoritaria, si nos fijamos, en casi cualquier hogar u oficinas. Con su presencia consiguen aportar un extra de personalidad, confort, y sobre todo privacidad a la par que logran convertir en un lugar más acogedor a aquellas habitaciones en las que se encuentran presentes. Pero, con el paso del tiempo, las cortinas suelen acumular polvo, suciedad e incluso olores, que pueden restarle de un plumazo todo el encanto inicial.

consejos limpieza cortinas

Recomendaciones a seguir:

Para evitar un deterioro mayor o simplemente que se acreciente la suciedad vamos a comentaros una serie de hábitos para garantizar su limpieza:

En primer lugar, incluye su limpieza en la rutina de limpieza semanal de tu casa. Que no cunda el pánico, esto no implica tener que descolgarlas, sino, evitar la acumulación de polvo y suciedad de toda la semana. No hay nada mejor que el cepillo de la aspiradora para eliminar pelos, pelusas o polvo en general fácilmente. A continuación, abre las ventanas para ventilar y refrescar el ambiente.

El lavado

A la hora de meterlas en la lavadora fija tu atención en las instrucciones del fabricante para no acabar por estropear los tejidos. Lo común es que las cortinas de algodón, nylon o poliéster se laven sin problemas a maquina, pero eso si, utiliza siempre programas con agua fría o para prendas delicadas. Es recomendable que trates de realizar este proceso una vez al mes, o como máximo cada dos meses. Si estas pensando en utilizar la secadora, asegúrate de aplicarlas un programa de baja temperatura y después colgarlas en su lugar correspondiente, para evitar el consiguiente paso del planchado. En caso de no disponer de secadora simplemente puedes colgarlas en su sitio inmediatamente después de terminar el lavado y evitarás así que se marquen las arrugas.

Si tu cortina tiene excesivas manchas y localizadas en un foco concreto, debes aplicar un quitamanchas o un limpiador en seco y posteriormente frota con un cepillo pequeño antes de lavarlas.

Otra de las situaciones que pueden darse es que tus cortinas sean de algún tejido especial que solo tolera limpieza en seco, como puede ser el ejemplo de la seda, gasa o terciopelo. Para ello, hazte con algún kit especializado y sigue las instrucciones.

En el caso de que tus cortinas sean o bien 100% algodón o lino, del estilo similar a los tradicionalmente conocidos como visillo, tienes que tener en cuenta que van a necesitar planchado y que seguramente encojan con el lavado. Por eso y para evitar riesgos, mejor llévalo a una tintorería.

Y por último, si el fabricante no recomienda meterlas en la lavadora, puedes utilizar por ejemplo una bañera o barreño muy grande provisto con un jabón suave en agua tibia. Añade si quieres unas gotas de suavizante para mejorar el aroma. Déjalas reposar en el agua jabonosa y remuevelas de vez en cuando con suavidad . Vacía el agua con jabón para aclarar la tela con agua limpia tibia y escurre pocas veces y con suavidad para no arrugar demasiado el tejido. Para finalizar este proceso secarlas, cuélgalas al sol lo más extendidas posible, para garantizar que no se arrugan demasiado. Cuando dejen de gotear, pese al estar húmedas, llega el momento de colgarlas, para que se terminen de estirar.

Más información

Votar

Tu email nunca se publicará o compartirá. Los campos necesarios estan marcados *

siete + veinte =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies